Estado Sanitario de los cultivos del 29 Agosto al 5 Septiembre

INFORME SEMANAL
Periodo del 29 de agosto al 5 de septiembre de 2011
CITRICOS

Ceratitis.- Aunque en general las poblaciones no son muy elevadas en estos momentos, hay algunas zonas que sí mantienen niveles elevados de mosca. En todos los casos debe mantenerse la vigilancia en cada parcela, especialmente en las que tienen todavía fruta de la campaña pasada pendiente de recolectar, ya que es allí donde se puede esperar un mayor problema con la plaga.

Aunque se hayan instalado los mosqueros de captura masiva, debe mantenerse el control periódico sobre 2 ó 3 de ellos, para conocer como evoluciona la plaga en la parcela y si los umbrales superan el nivel de 0,5 moscas por mosquero y día, deberían plantearse la necesidad de realizar un tratamiento en forma de parcheo, para bajar poblaciones y evitar problemas en las variedades más tempranas del cultivo.

Dado que la mayoría de la naranja temprana producida tiene como destino la exportación, y puesto que la plaga de la mosca de la fruta es un factor limitante para su comercialización en otros países, es fundamental que se adopten las medidas de control adecuadas para no perjudicar tales mercados ni la reputación de nuestra producción. De manera especial, las plantaciones cuya cosecha vaya a ser destinada al mercado de EEUU deberán cumplir con las exigencias establecidas en el convenio marco firmado entre los dos países.

Mosca blanca.- Como todos los años por estas fechas, es previsible que en las próximas semanas comience a observarse un cierto incremento en la presencia de focos de esta plaga en las plantaciones de cítricos de la Región. La recomendación es de no efectuar tratamientos contra la misma, ya que la presencia del parásito específico Cales noacki es suficiente para efectuar un control completo de la misma en unas semanas. Los tratamientos solo crean más problemas que resuelven, ya que alteran el equilibrio del conjunto de la fauna útil del cultivo sin que lleguen a controlar efectivamente la plaga.

Piojo blanco.- A partir de estas fechas y hasta mediados de octubre esta plaga se encuentra en la mayoría de las zonas en condiciones de ser tratada. La mayor parte de los problemas que nos va a plantear, se derivan de la presencia bajo la estrella de hembras de la plaga que se reproducen y dan lugar a la salida de larvas que invaden los frutos y se fijan sobre los mismos. Los tratamientos en esta época tienen por tanto la misión de controlar esa generación de larvas, por lo que deberán realizarse en cada finca cuando la mayoría de estas han emergido y comenzado la fijación en el fruto, pero siempre, antes de que hayan evolucionado y por tanto sus daños afecten al fruto durante el viraje de color. Tales tratamientos controlarán las larvas que se fijan en los frutos, pero no las que se encuentran dentro de la estrella, que continuarán dando lugar a nuevas reinvasiones hasta que el fruto se haya recolectado.

Piojo rojo de California.- La situación de esta cochinilla es parecida a la de Piojo blanco, por lo que las recomendaciones allí indicadas, pueden ser útiles para las parcelas que tengan Piojo rojo, aunque en los casos en que se tengan datos específicos del estado de la plaga en una parcela, hay que tomarlos en consideración, ya que puede haber diferencias de comportamiento de la plaga entre zonas o fincas en una misma zona.

En ambos casos además, es recomendable aprovechar la época y realizar podas de los árboles que presentan mayor densidad foliar, con el fin de favorecer la ventilación y facilitar el acceso del tratamiento que se haga contra la plaga, asegurando así que se llega a un volumen de esta mayor y por tanto, mejoramos la eficacia del tratamiento.

UVA DE MESA

Ceratitis.- Presencia de la plaga en el cultivo, especialmente en las variedades tardías que ahora empiezan a presentar un estado de madurez adecuado, observándose aumento de las capturas de adultos en algunas zonas y parcelas. Es previsible que en las zonas donde hay cítricos cerca, la plaga emigre a estos cultivos en las próximas semanas, una vez que la fruta sea receptiva en este cultivo. Mientras tanto hay que mantener la vigilancia por si fuese necesaria alguna actuación específica en el parral.

Hilandero.- Finalizada la 3ª generación de la plaga, con niveles de daño en general muy bajos o nulos, salvo algunas excepciones puntuales, que pueden precisar la actuación complementaria por medio de tratamientos a base de Bacillus thuringiensis.

Araña amarilla.- Se detectan focos activos de la plaga en algunas parcelas, aunque por lo general, la situación no representa grave problema por el momento.

Melazo.- Se mantiene una cierta actividad de la plaga con presencia localizada de esta en los sarmientos y racimos, así como en el tronco bajo las cortezas de algunas explotaciones, mientras que en otras se observa una baja actividad. Especialmente en las variedades tardías, su presencia podría acarrear afecciones importantes en los racimos a la hora de la recolección.

VIÑA

Vendimia y tratamientos.- Ha comenzado la vendimia en las diferentes zonas vitícolas de la Región, sobre las variedades más precoces, blancas y tintas, y en breve se hará extensiva al resto de las variedades.

Respecto a la situación fitopatológica, indicar que ha finalizado el vuelo de la tercera generación y que como consecuencia de los daños de granizo de hace unas fechas y de las lluvias que han tenido lugar en la última semana, se aprecian problemas de podredumbres en las bayas, sobre todo Botrytis y Aspergillus, que podrían evolucionar a más, si las condiciones son favorables para ello. Dada la proximidad de la vendimia, no es recomendable realizar ningún tipo de aplicación de producto funguicida, ya que podría dar lugar a la aparición de residuos en la fruta durante la vendimia y su consecuente incorporación a los vinos, condicionando su venta posterior.

FRUTALES

Mosca de la fruta.- Las capturas de adultos continúan en niveles altos, sobre todo en parcelas en recolección. Los tratamientos deben ser periódicos para reducir las altas poblaciones. Para evitar el problemas de residuos y cuando la recolección este próxima, se podrían realizar tratamientos cebo a las malas hierbas del suelo.

Gusano cabezudo.- La presencia de adultos en los árboles es muy alta en estos momentos, a consecuencia de la salida de nuevos adultos durante el verano. La puesta de huevos en el suelo prácticamente ha finalizado y los adultos continuarán alimentándose todo el otoño, antes de retirarse a los refugios invernantes. Los tratamientos deben realizarse con productos de mayor persistencia.

Sila.- Durante toda la campaña pasada las parcelas de perales presentaron en general, una baja incidencia de esta plaga. Después de la recolección los niveles han subido por la ausencia de tratamientos. Para reducir la presencia de la plaga de cara a la campaña del próximo año, es importante en estos momentos reducir las poblaciones que van a pasar el invierno.

OLIVO

Mosca del olivo.- Durante el mes de agosto las poblaciones de adultos han estado en niveles medios, al mismo tiempo las temperaturas registradas no han sido excesivamente altas como en veranos anteriores. Todo esto dará lugar a que la mortandad de huevos sea menor y los niveles de poblaciones sean altos en esta segunda generación. Por lo tanto, para evitar la presencia de daños sería conveniente la realización de tratamientos y evitar así que nos podamos encontrar con niveles importantes de picada. Los tratamientos deben realizarse en forma de pulverización cebo de acuerdo con las normas aplicadas en pasadas campañas

HORTALIZAS

Tomate.- Los niveles de Tuta y de moscas blancas se mantienen especialmente bajos en la mayoría de plantaciones y zonas costeras de producción de tomate. Las medidas de manejo adoptadas por los productores y la gran proliferación de míridos, y de otros insectos auxiliares, que se han alcanzado en estas zonas, son los responsables de que la presión de estas plagas sea tan baja. En el caso de Tuta, las temperaturas especialmente elevadas y bajas humedades del mes de agosto, puede haber influido también en la viabilidad de la plaga, condiciones que van a cambiar a lo largo de estas próximas semanas, lo que podría reactivar sensiblemente el problema.

Los míridos, especialmente Nesidiocoris, juegan un papel muy importante en el control biológico de Tuta y de las moscas blancas. Sin embargo, hay que mantener una especial vigilancia de las poblaciones alcanzadas en las plantaciones, ya que pueden dañar también al cultivo, especialmente en plantaciones jóvenes o cuando los niveles de Nesidiocoris son excesivamente elevados. Para conseguir un correcto manejo de estos auxiliares, deben seguirse las recomendaciones de las empresas especializadas en su producción y las facilitadas por la Consejería de Agricultura y Agua, a través del documento de “Recomendaciones sobre el manejo fitosanitario del tomate”.

El submarino o Liriomyza está teniendo un comportamiento muy irregular, con plantaciones con fuertes ataques, mientras otras se mantienen bastante limpias de la plaga. Aunque algunos auxiliares, como Diglyphus, pueden ejercer un buen control natural de la plaga, en muchas ocasiones es insuficiente, siendo necesario realizar alguna aplicación fitosanitaria. Lo importante es realizar un buen seguimiento sobre la evolución de la plaga, posible presencia de auxiliares y, en caso necesario, realizar una o dos aplicaciones en las fases más iniciales del problema, siempre con productos compatibles con los auxiliares de interés en el cultivo.

Para los ácaros, tanto araña roja como vasates, debe establecerse una buena estrategia desde los primeros momentos de los ciclos de plantación, que puede incluir algunas aplicaciones vía gotero, durante las primeras semanas de plantación, con productos autorizados expresamente para este uso, y espolvoreos de azufre o aplicaciones de azufre mojable. En los casos que fuera necesario, se recurrirá a acaricidas específicos, de bajo impacto sobre los auxiliares, habitualmente con dos aplicaciones, separadas unos 10-12 días.

Respecto a enfermedades, el principal problema en estos momentos es la oidiopsis, contra la que, además de antioidios específicos, es fundamental incluir algunos azufres.

A partir de estas fechas, y más teniendo en cuenta que ya se han producido algunas precipitaciones, otras enfermedades fúngicas, como Alternaria y mildiu, van a ir apareciendo, especialmente en las parcelas con más problemas de humedades, que incluyen mallas densas con estructuras bajas. Para reducir sus riesgos de cara a los próximos meses, es importante comenzar a tomar medidas ya, entre las que destacaría la realización de podas y deshojados adecuados, que faciliten la aireación de las plantas, un buen manejo de la ventilación, abriendo ventanas cenitales y laterales para forzarla y un adecuado manejo de la fertirrigación, que evite un exceso de humedad o vigor de las plantas. De forma preventiva, los espolvoreos de azufre cúprico pueden ayudar a la prevención de estas y de otras enfermedades, incluidas alguna bacteriosis, al igual que algunos tratamientos de fungicidas polivalentes, aplicados en momentos de riesgo, y antes de que se manifiesten los problemas.

Pimiento de invernadero.- La mayoría de plantaciones han finalizado ya su ciclo de cultivo, aprovechando estos momentos para sanear los suelos mediante labores y, en el mejor de los casos, por aplicación de técnicas de biosolarización.

Aunque la sanidad de las parcelas que continúan es bastante buena, en algunos casos se han realizado tratamientos fitosanitarios, especialmente por la aparición de problemas de Empoasca y Nezara, que no han respetado la fauna auxiliar. En tales casos, es posible que algunas plagas tan importantes como Bemisia o trips, se incrementen rápidamente, por lo que, lo más aconsejable es que estas parcelas se limpien cuanto antes, evitando que pasen las plagas a otras hortalizas sensibles que se están plantando en la zona. En las que las poblaciones de Orius y de otros auxiliares siguen siendo importantes, no es urgente su levantamiento.

Noticias recientes